En la actualidad, se observa multiplicidad de información en redes sociales y sitios web sobre métodos de preparación física y entrenamiento aplicados a los deportes de resistencia, lo cual me parece valioso, comparto y llevo a cabo como profesional de la salud, ya que se puede educar y colaborar de esta forma con el mundo del deporte. A su vez es un logro y un aspecto evolutivo la incorporación de la preparación física en las planificaciones de los deportes “endurance”.

Lo que me propongo a la hora de difundir ejercicios, es que los deportistas generen conciencia de que deben acondicionar su físico para sostener su práctica deportiva, informando sobre sus funciones y calidad de ejecución. Considero que solamente es información para expandir sus posibilidades y conocimientos que debe ser llevada a la práctica con la supervisión o asesoramiento de un profesional.

Por otro lado, encuentro un aspecto negativo en lo mencionado anteriormente, al observar enorme cantidad de deportistas, reproducir planes de entrenamiento, ejercicios, dosificación de cargas, entre otras cuestiones. Esto les lleva, en muchos casos, a sufrir y padecer una lesión, alejándolos por un periodo prolongado de la práctica deportiva.

“Cortan” entrenamientos del mundo cibernético y los “pegan” a su vida deportiva, sin conocer realmente si cubre con sus necesidades. No basta solo con saber que grupo muscular trabaja en un determinado ejercicio, sino que lo primero que debe conocer el deportista es si puede y debe realizar ese ejercicio. He realizado una investigación a una población de triatletas amateurs, que otorgó como resultado que el 89% han sufrido lesiones en los entrenamientos. En los deportes de resistencia se genera un porcentaje alto de las lesiones en entrenos, es por ello, que se debe tener gran cuidado con lo que uno “cree” que debería hacer.

La intención es poder contribuir, proteger y generar conciencia de que la preparación física es uno de los pilares de la práctica deportiva, sin importar el nivel de rendimiento del atleta, pero no olvidarse de que debe ser enfocada hacia necesidades individuales, en base a aspectos, tales como: niveles de movilidad, desequilibrios y asimetrías óseo y musculares, la técnica deportiva, características y demandas del deporte, composición corporal, alimentación, niveles y déficits de fuerza, entre otros.

Se debe otorgar importancia a esta área indispensable para realmente preservar al cuerpo y potenciar el rendimiento y recomiendo acercarse y tomar contacto con un entrenador o preparador físico para que pueda objetivamente determinar qué es lo que necesitas.

Por entrenar no nos aseguramos transitar el camino de una vida deportiva saludable, ya que muchas veces la reiteración de un ejercicio o movimiento acompañado de una mala ejecución o dosificación de la carga equivocada puede alejarte de la práctica deportiva.

Entrena, optimiza tu rendimiento, PRESERVA TU CUERPO Y CUIDATE, asesorándote con un especialista el área.

Deja un comentario